Saltar al contenido

Conociendo la Avicultura artesanal

La avicultura artesanal se vuelve a abrir paso hoy en día en nuestro país. Se trata de una actividad que siempre ha estado presente en nuestro campo.

Sin embargo, su peso, en cifras, había quedado muy mermado en comparación con el de la avicultura intensiva, que se caracteriza por las explotaciones donde se prima la producción al por mayor de las aves de corral.

granja ecológica gallinas

Esta avicultura tradicional seguía conviviendo con la intensiva. Aunque sus métodos tradicionales precedieran a los de las grandes explotaciones, ya no estaba en pie de igualdad. Por eso, ha sido necesario resignificar su importancia mediante normativas que han puesto en valor la calidad de estos proyectos.

A continuación, te contamos qué necesitas para llevar uno de ellos a cabo. Presta atención.

La avicultura en España y su naturaleza artesanal

Al fin y al cabo, que la avicultura en España de carácter artesanal empiece a regularse no deja de ser como volver a los orígenes. Es una manera de proteger esta actividad, que ha de ser igualmente beneficiosa para los avicultores y los clientes.

Asimismo, las condiciones de vida de las aves se van a ver mejoradas, puesto que no van a tener que depender de la masificación y las metas de productividad de las grandes granjas.

Como es preciso que esta clase de avicultura sea definida mediante criterios objetivos, vale la pena que sepas que, sobre todo, se plasman en unas limitaciones numéricas para que las explotaciones avícolas sean pequeñas.

granja ornamental

De hecho, esta preferencia por una producción limitada hace posible que un particular pueda, en un momento dado, optar por dedicarse a esta actividad avícola sin la necesidad de contar con una inversión extraordinaria.

Eso sí, has de tener en cuenta que la capacidad de tu explotación para obtener huevos o carne no va a poder ser superior a la de 50 gallinas reproductoras, 50 gallinas ponedoras y 400 aves de cebo. 

Con estas condiciones y la preferencia de que los animales se encuentren la mayor parte del tiempo al aire libre, se pretende que tengan un mayor bienestar, el cual ha de traducirse en unos productos con valor añadido.

Productos de proximidad y trabajados sin tener que reparar en unas exigencias de mercado que, en ocasiones, pueden llegar a ser contraproducentes para sus cualidades. Unos criterios que también coinciden con los del comercio justo.

La avicultura ecológica ha venido para quedarse

Existe una cada vez más amplia corriente de consumidores críticos que apuestan por la avicultura ecológica. 

En este sentido, aparte de preferir las explotaciones a cielo abierto y no sobredimensionar la capacidad de las granjas, son precisos también otros cuidados, como los relativos a la alimentación y asistencia médica de los animales.

A grandes rasgos, has de reducir la utilización de pesticidas, fertilizantes y antibióticos. Recuerda que los productos de los que se alimentan o mediante los que se curan las gallinas pueden interferir en la calidad de sus huevos y su carne.

Para cambiar de prácticas, debes introducir productos alternativos, como los ecológicos, en tu pequeña granja. En este aspecto no viene mal buscar formación para ti y los eventuales colaboradores de tu plantilla.

Avicultura ecológica de puesta
  • García-Menacho Osset, Vicente (Author)

avicultura original

Nos referimos a formación relativa a conceptos como la seguridad alimentaria y la trazabilidad, pero también a la higiene y desinfección de las parcelas en las que se desarrollen los trabajos de avicultura.

Por lo que respecta a las aves y su protección ante los parásitos que puedan atacarlas, es imprescindible aislarlas​ de los vectores animales que les puedan transmitir enfermedades, como los mosquitos o las garrapatas.

Lo mismo podemos señalar respecto a diversos predadores, como los zorros o roedores. Así que, aparte de la limpieza y desinfección, son necesarias la desinsectación y desratización. 

También has de tener mucho cuidado cuando almacenes tanto el agua como el pienso, ya que no deben contaminarse. Entre las condiciones higiénicas más relevantes que has de aplicar, hemos de señalar la realización de controles de prevención de la salmonela. 

El objetivo es evitar infecciones parasitarias, víricas o bacterianas como, por ejemplo, las asociadas a los serotipos de salmonela infantis, enteritidis, hadar, typhimurium y virchow.

Las gallinas son los animales mediante los que mejor se puede aprovechar esta clase de avicultura, aunque nada impide que se ponga en práctica también con los pavos, los pollos, las codornices y los patos.

De hecho, la renovación que está viviendo este sector de la avicultura se está convirtiendo en un útil medio de pervivencia de diversas razas autóctonas como las gallinas de Mos o los patrones de Pedresa. 

Un buen escenario para la avicultura ornamental

Por último, estas minigranjas, por su concepción sostenible, se adecuan a la perfección a las necesidades de la avicultura ornamental, deportiva o de aficionados. Unas actividades, por otro lado, cuyos criaderos requieren los accesorios pertinentes.

En definitiva, la avicultura artesanal nos demuestra que criar a pequeña escala está lleno de ventajas.